Guía con consejos útiles para el paciente oncológico

foto_miriam_alguero

Doctor, ¿hay algo que yo pueda hacer?” Esta es una de las primeras dudas que los pacientes oncológicos trasladan al profesional médico cuando les comunica la enfermedad. Una pregunta que es consecuencia de la preocupación e inquietud que suelen acompañar al diagnóstico y de las dudas que surgen en torno a cómo afrontar el tratamiento.

Para dar respuesta a éste y otros interrogantes sobre la enfermedad, la Asociación de Oncología Integrativa presentó, en el marco del Día Internacional del Cáncer, la “Guía práctica: diagnóstico cáncer, ¿qué puedo hacer?”

Descargar aquí Diagnóstico cáncer, guía práctica o visualizar aquí.

Un documento único en España en el que han participado el doctor Pere Gascón, Oncólogo del Hospital Clínico de Barcelona; la doctora Cristina Pellicer Sabadí, especialista en Medicina y Cirugía Integrativas; MªJosep Sebastià, nutricionista con más de 20 años de experiencia en dietas dirigidas a pacientes oncológicos; Laura Mestres, farmacéutica especialista en aromaterapia científica; y Beatriz Guerrero, vicepresidenta de la Fundación Ángela Navarro.

El objetivo de la guía es “explicar de una manera clara y concisa qué es lo que el paciente puede hacer para prepararse y llegar más fuerte a los tratamientos de quimioterapia, radioterapia e incluso a operaciones quirúrgicas”, explica Miriam Algueró Josa, presidenta de la Asociación de Oncología Integrativa.

“Son pautas a tener en cuenta antes de empezar el proceso, con el objetivo de ayudar a afrontar los efectos secundarios que conllevan. Siguiéndolas mejorarán su calidad de vida y por ello queremos que estén al alcance de todos. Sin embargo, hay que recordar que al empezar la quimio o la radioterapia deberían seguir un tratamiento complementario supervisado por un especialista en medicina integrativa. Desde la Asociación tenemos previsto publicar más Guías prácticas con pautas que los pacientes podrán seguir en las diferentes etapas de su tratamiento. De este modo, aquellos pacientes que no puedan permitirse acudir a un especialista en oncología integrativa dispondrán de unos consejos básicos que seguir”.

Entre las recomendaciones que los profesionales destacan, hay pautas alimentarias, suplementos vitamínicos, prácticas sencillas como hacer ejercicio físico o la utilización de medicamentos homeopáticos, entre otros.

En este sentido, la oncología integrativa puede ser de ayuda, principalmente para paliar los efectos secundarios de los tratamientos oncológicos durante y después de las sesiones de quimioterapia y radioterapia. Como señala Algueró, “el uso de medicamentos homeopáticos por parte de pacientes oncológicos puede ser útil para evitar las náuseas, la irritación de la mucosa intestinal o la quemazón en la piel. Incluso nuestra experiencia nos dice que también pueden ser eficaces para el abordaje del nerviosismo o la ansiedad previas al tratamiento sin que interfiera o disminuya la efectividad de los tratamientos oncológicos”.

Además, también se recomienda dormir de 7 a 8 horas por la noche; obtener apoyo psicológico; adoptar hábitos de vida que faciliten la relajación; reforzar el sistema inmunitario; y se dan indicaciones sobre cómo preparar la piel para recibir la quimio y la radioterapia.

Oncología integrativa

La oncología integrativa aborda al paciente no sólo desde el punto de vista médico, sino que tiene en cuenta otros aspectos como su estado emocional, su entorno o su salud antes de ser diagnosticado. Es una forma de abordar el cáncer – que se practica en hospitales de Estados Unidos, Alemania, Holanda y Reino Unido-, cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida de los pacientes y su tolerancia a los tratamientos convencionales. En definitiva, como afirma el doctor Gascón, “es aquella parte de la medicina que añade, que suma a la terapia convencional tratamientos que sabemos que benefician al paciente”.

Tratar al paciente oncológico con terapias complementarias supone “intentar buscar una solución a los efectos propios de la quimioterapia o la radioterapia a los que el paciente no encuentra solución con la medicina convencional”, recalca la doctora Pellicer Sabadí. Pero siempre “desde un punto de vista positivo, ya que la oncología integrativa siempre complementa, potenciando la efectividad de los tratamientos convencionales, nunca disminuyéndola”.

En este punto, documentos como la guía que acaba de presentar la Asociación de Oncología Integrativa suponen “un instrumento esencial para informar, ayudar y facilitar al paciente oncológico a entender qué medicamentos o qué preparados farmacológicos o dietéticos más comunes pueden encontrar en farmacias y tiendas especializadas de su entorno y que le pueden ayudar a prepararse para recibir los tratamientos convencionales”, explica el doctor Gascón.

Entre las diferentes opciones que propone la guía, destacan las pautas y consejos destinados a reforzar el sistema inmunitario para que los efectos secundarios del tratamiento sean menores. Para ello, se pueden utilizar diferentes productos que ayudan al organismo en este proceso.

Además, ofrece información y consejos sobre cómo realizar una desintoxicación del organismo, para depurarlo y mantener los distintos filtros del cuerpo en óptimo estado antes de someterse a quimioterapia o radioterapia; explica cómo hacer ejercicio físico o mantener un buen hábito de sueño ayuda a preparar al paciente de cara a un tratamiento próximo o la importancia que tiene el apoyo psicológico y emocional durante el proceso de la enfermedad.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*