¿Cómo prevenir los molestos síntomas de la gripe?

gripe

¿Cómo prevenir los molestos síntomas de la gripe? Un otoño y un invierno cálidos han retrasado la aparición del brote epidémico de la gripe, que este año se espera en febrero. Los niños, los ancianos y, sobre todo, los enfermos crónicos con patologías respiratorias son los más afectados por esta enfermedad, sin olvidar a las personas que tienen muy bajos sus niveles de defensas.

Vacunarse es la mejor prevención para no coger la gripe pero existen otras medidas complementarias que nos evitarán sus molestos síntomas.

El invierno es la estación perfecta para el virus de la gripe que desarrolla su máxima capacidad de infección con temperaturas muy bajas. Este microorganismo puede vivir durante una semana en el cuerpo humano pero llega a superar los 30 días con el termómetro a 0 grados.

Por ello, la enfermedad se retrasa aunque los expertos esperan su fase epidémica en febrero. No es la primera vez que esto ocurre, ya que la epidemia de gripe no comenzó hasta marzo en el año 2005.

Estornudos, dolor de garganta y malestar general son característicos del proceso gripal que conoce muy bien la mayoría de la población. Sin embargo, esta patología puede provocar graves complicaciones en pacientes con asma y otras enfermedades respiratorias.

La vacuna antigripal es la mejor defensa contra el virus pero existen otras medidas higiénicas básicas que nos ayudarán a evitar un contagio que se produce a través del aire y de objetos contaminados:

  • Durante la fase del brote epidémico de la gripe procura no compartir alimentos, pañuelos, vasos o cubiertos con otras personas que tengan la gripe.
  • Lávate las manos con jabón varias veces al día, sobre todo entre los dedos y bajo las uñas.
  • Ventila con frecuencia las habitaciones cerradas de tu casa para evitar la concentración del virus que también se propaga por el aire. Durante la fase de mayor contagio procura evitar los lugares con excesiva aglomeración de gente y poca ventilación.
  • Utiliza pañuelos desechables cuando tosas o estornudes para no contagiar a las personas que están cerca de ti.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura y protégete del frío. Una buena recomendación es vestirse por capas, es decir, que podamos quitarnos o ponernos prendas según el frío o el calor que tengamos.
  • Procura escapar de las corrientes de aire, del exceso de calefacción y del aire acondicionado.
  • No te toques los ojos, la nariz y la boca para no introducir gérmenes dentro de tu organismo.
  • El virus de la gripe ataca con más facilidad a las personas inmunodeprimidas, por lo que una dieta sana y equilibrada es la mejor arma para hacerle frente. Comer frutas y verduras nos darán el aporte suficiente de vitaminas y minerales para mantener de forma óptima nuestro sistema inmunológico.
  • Evita en lo posible las sustancias excitantes como la cafeína que repercute de forma negativa en tus defensas. No olvides beber agua, entre un litro y medio y dos al día para expulsar las secreciones de las vías respiratorias. No tomes bebidas excesivamente frías o demasiado calientes.

Ana de Blas. Redacción ASMAMADRID

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BOIRON advierte que el contenido de los artículos de este blog responden a
una función meramente informativa.

Asimismo, recomienda en todos los casos consultar con un profesional
sanitario.

¡Entendido!

×