¿Cómo puede ayudar la homeopatía en el TDAH?

¿Cómo puede ayudar la homeopatía en el TDAH?

El Dr. Ferré del Instituto del Desarrollo Infantil, explica que “el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad, (TDAH) es un síndrome multicausal y multifactorial por lo que para que la terapia resulte eficaz, es muy importante determinar las causas más primarias que provocan el cuadro y los factores concomitantes que se han ido añadiendo a lo largo de la vida del niño.”

Y precisamente con respecto al TDAH, según considera el Dr. Jorge Manresa, médico, pediatra, Especialista Universitario en homeopatía, profesor del Centro de Enseñanza y Desarrollo de Homeopatía y bloguero en www.hablandodehomeopatia.com, hoy en día muchos profesionales se plantean que existe un sobrediagnóstico del trastorno por déficit de atención. “En concreto, del trastorno por déficit de atención con hiperactividad, y que no hace sino responder a lo que los padres ya saben, y es que su hijo se mueve en exceso y le cuesta concentrarse siendo el final de esta situación una medicación que reciben muchos niños como consecuencia de una visión parcial del problema.”

El experto asegura que, en general, este diagnóstico finalmente no se realiza en la consulta de medicina general sino a petición del centro escolar por medio de los Equipos de Orientación Educativa y Pedagógica. Este equipo de profesionales es el que se encarga de tipificar el trastorno y  posteriormente remite su diagnóstico a los centros de Salud Mental para evaluar un eventual tratamiento farmacológico.

“De esta forma, se pierde la oportunidad de realizar un estudio más a fondo del problema, de las causas y factores concomitantes y en el que los pediatras hemos cedido el protagonismo a pedagogos, psicólogos y psiquiatras infantiles”, apunta el profesional de la salud.

El doctor Manresa opina que en estos casos hay que tener en cuenta una serie de elementos que deben ser analizados antes de determinar el tratamiento adecuado:

  • -Factores genéticos
  • -Aspectos del embarazo y parto
  • -Déficits de vitaminas del grupo B, hierro, cinc, omega 3 y 6
  • -Deficiente eliminación de metales pesados
  • -Factores alimenticios como intolerancias
  • -Abuso de aditivos alimentarios
  • -Problemas de visión o audición

Detrás de la sintomatología de hiperactividad hay, por tanto, unas características personales diferentes en cada niño, que únicamente se suelen valorar y se pueden tratar aplicando terapias que tienen en cuenta la idiosincrasia individual, como es el caso de la homeopatía.

“Debido a que la medicación convencional no se administra, salvo raras excepciones, a niños menores de 6 años, la homeopatía constituye una opción de interés, bien de primera intención, en el caso de niños en los que no proceda la medicación convencional, bien por su edad o la aparición de efectos secundarios, o en el caso de aquellos niños cuyos padres la rechazan por preferir otras opciones”, concluye.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>