Sindrome de Rett y Homeopatía

Homeopatía y síndrome de Rett

La Homeopatía es un método terapéutico caracterizado por que utiliza medicamentos homeopáticos, así definidos por su método de preparación y prescripción. Se trata de medicamentos  regulados tanto en  Europa como en España, y por lo tanto, son de venta exclusiva en farmacias, cumpliendo con las mismas exigencias de control de fabricación que el resto de medicamentos.

Según el I Estudio sobre Uso y Conocimiento sobre Homeopatía1, más de 15.000.000 de españoles han utilizado los medicamentos homeopáticos

En España más de 10.000 médicos prescriben de manera habitual u ocasional medicamentos homeopáticos, de los cuales más de 4000 son pediatras.

En el mundo, la homeopatía se utiliza en la actualidad en más de 80 países, con más de 300 millones de pacientes y alrededor de 248.400 médicos que la prescriben en sus consultas

Los medicamentos homeopáticos se pueden utilizar para un amplio abanico de afecciones diferentes, ya sean como tratamiento exclusivo o complementario, en función de las peculiaridades de cada paciente.

En cuanto al perfil de seguridad de los medicamentos homeopáticos, en general no se han descrito efectos adversos graves ni iatrogenia asociados a su toma, por lo que se pueden administrar a todo tipo de pacientes, en particular a embarazadas y niños. En estos últimos es importante reseñar que son muy aceptados por ellos al dispensarse en forma de gránulos de sacarosa y lactosa impregnados de la o las sustancias a utilizar y que se dejan disolver en la boca.

Si bien el síndrome de Rett no tiene en la actualidad un tratamiento específico que haya demostrado eficacia, si es cierto que se presentan problemas de salud asociados en los que podemos utilizar medicamentos homeopáticos en situaciones clínicas tales como la ansiedad, trastornos del sueño, reflujo gastroesofágico, estreñimiento, osteoporosis, etc.  La homeopatía puede resultar una aliada para tratar estos problemas sobre todo en aquellos casos en que la medicación convencional no pueda ser administrada, éste contraindicada en la niña o sea rechazada por ésta.

Los medicamentos homeopáticos también nos van a permitir tratar y prevenir los procesos intercurrentes que todo niño presenta tales como: procesos respiratorios de vías altas y bajas, otorrinolaringológicos, gastroenteritis, problemas cutáneos, etc. con eficacia y sin afectar a la inmunidad del niño.

  1. I Estudio sobre Uso y Conocimiento sobre Homeopatía. Laboratorios Boiron 2010-2011

Dr. Jorge Manresa, médico, pediatra, Especialista Universitario en Homeopatía, profesor del CEDH y bloguero en www.hablandodehomeopatia.com.

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BOIRON advierte que el contenido de los artículos de este blog responden a
una función meramente informativa.

Asimismo, recomienda en todos los casos consultar con un profesional
sanitario.

¡Entendido!

×