Homeopatía y Cáncer

Homeopatía y Cáncer

La Homeopatía es un método terapéutico caracterizado por que utiliza medicamentos homeopáticos, así definidos por su método de preparación y prescripción. Se trata de medicamentos  regulados tanto en  Europa como en España, y por lo tanto, son de venta exclusiva en farmacias, cumpliendo con las mismas exigencias de control de fabricación que el resto de medicamentos.

Según el I Estudio sobre Uso y Conocimiento sobre Homeopatía1, más de 15.000.000 de españoles han utilizado los medicamentos homeopáticos

En España más de 10.000 médicos prescriben de manera habitual u ocasional medicamentos homeopáticos, de los cuales más de 4000 son pediatras.

En el mundo, la homeopatía se utiliza en la actualidad en más de 80 países, con más de 300 millones de pacientes y alrededor de 248.400 médicos que la prescriben en sus consultas

Los medicamentos homeopáticos se pueden utilizar para un amplio abanico de afecciones diferentes, ya sean como tratamiento exclusivo o complementario, en función de las peculiaridades de cada paciente.

En cuanto al perfil de seguridad de los medicamentos homeopáticos, en general no se han descrito efectos adversos graves ni iatrogenia asociados a su toma, por lo que se pueden administrar a todo tipo de pacientes, en particular a embarazadas y niños. En estos últimos es importante reseñar que son muy aceptados por ellos al dispensarse en forma de gránulos de sacarosa y lactosa impregnados de la o las sustancias a utilizar y que se dejan disolver en la boca.

Desde hace mucho tiempo, los medicamentos homeopáticos vienen siendo utilizados en la prevención y tratamiento de los efectos secundarios de la quimioterapia y radioterapia. Pueden también ser útiles en la prevención y tratamiento de los procesos respiratorios, digestivos, cutáneos, etc., que pueden afectar al paciente oncológico infantil al margen de su enfermedad de base, sin perjudicar su sistema inmunitario, sino ayudando a su sistema inmunitario para  una recuperación estable siempre que el proceso lo permita.

La compatibilidad de estos medicamentos con los tratamientos oncológicos que el niño reciba es completa, bien cuando se utilizan como complementarios de cualquier tratamiento convencional o de primera intención en aquellos casos en que no es posible actuar con una medicación convencional,  como por ejemplo  en el caso de que está este contraindicada o bien porque no exista tratamiento convencional específico.

  1. I Estudio sobre Uso y Conocimiento sobre Homeopatía. Laboratorios Boiron 2010-2011

Dr. Jorge Manresa, médico, pediatra, Especialista Universitario en Homeopatía, profesor del CEDH y bloguero en www.hablandodehomeopatia.com.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*